viernes, agosto 28

La Flor De Estambul: un clásico en la voz de un cantautor


Cuando canta Javier Ruibal es como si sólo estuviera hablando con su público. Sonriente, relajado, sin trampas ni cartón y con una voz que sabe modular para darle al texto y a la música lo que requieren para emocionar, hacer sonreír o conectar con la parte más gamberra de los gaditanos; esa que está presente en los carnavales y en la música popular de esta tierra. Así es como lo vi anoche, en un marco maravilloso: los claustros de Sto. Domingo de Jerez. Cercano a su público y acompañado de una banda de músicos jóvenes, nos hizo pasar un rato fantástico. Presentó su último trabajo, pero regaló a sus seguidores las canciones de siempre, coreadas por gran parte de asistentes al acto. Entre estas canciones requetesabidas, La flor de Estambul, con la que logra momentos llenos de magia.
     
Para las personas no demasiado entendidas, puede que Erik Satie no signifique nada. Pero resulta que escuchando un día a Javier Ruibal, descubrí que esa hermosa canción, que él ha rebautizado como "La flor de Estambul" está basada en una hermosa melodía de este pianista francés. Aquí dejo las dos versiones, para quienes deseen conocerlas. Vale la pena, os lo aseguro. Probablemente, muchos de vosotros nunca habréis escuchado a este cantautor gaditano que ha desarrollado su carrera de una forma muy personal y tranquila, cerca de su casa, en El Puerto de Santa María. Una voz estupenda, cercanía, comunicación  y mucho sentido del humor en sus actuaciones públicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario